Ir al contenido

Noticias

Culmina la excavacin de 30.000 m de tierras de la balsa de laminacin de las crecidas del Batn y el Zapardiel

Fecha de publicacin: 

Aitziber Urquijo, Antonio Aiz, Ana Oregi, Amaia Barredo eta José Mari Sanz de Galdeano.
  • La construcción de una conducción subterranea de 2.380 m para derivar hasta 1 m³/s de los caudales de aguas altas al río Ali se intensificarán en su tramo urbano a partir de la semana que viene.
  • En la calle Alto de Armentia, se ocupará un carril de circulación y la línea de aparcamiento en un tramo de unos 30 metros a la altura del McDonalds y el Lidl. Las máquinas y el correspondiente vallado irán desplazándose durante varias semanas en dirección hacia la rotonda de la Antonia.

La Agencia Vasca del Agua-URA, ente público del Gobierno Vasco, ha culminado la excavación de 30.000 m³ de tierras de la balsa de laminación de las crecidas del Batán y el Zapardiel en las antiguas graveras de Lasarte, donde se acondiciona una balsa de laminación de crecidas 130.551 m³, aprovechando una depresión del terreno.

Se trata de uno de los hitos más importantes en el proyecto de defensa ante inundaciones de los llamados ríos del sur de Vitoria, que permitirá laminar las crecidas del Batán y el Zapardiel  en dicha balsa,  derivarlos mediante una conducción subterránea de 2.322 m al río Ali, y evitar que dichos caudales lleguen a la depuradora de Krispijana.

Así lo han podido comprobar el director general de la Agencia Vasca del Agua-URA, Antonio Aiz, la viceconsejera de sostenibilidad ambiental del Gobierno Vasco, Amaia Barredo, y los representantes municipales liderados por  la concejala de Territorio y Acción por el Clima del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, Ana Oregi, en la visita a las obras que han realizado hoy, junto a sus respectivos equipos técnicos.

El acondicionamiento de la balsa, que cuando concluya dispondrá de 130.551 m3 de capacidad, consiste en excavar los materiales de la antigua gravera y en construir un dique perimetral que cierra el vaso: un muro de contención construido con los materiales procedentes de las excavaciones de la balsa y de las conducciones incluidas. Ello ha obligado previamente a la retirada de residuos y al cribado de las tierras (mediante una planta móvil de valorizacion). Actualmente ya se ha ha excavado la mayor parte del vaso del embalse, si bien ha de acometerse la excavación 9.000 m³ adicionales y proseguir con la construcción del muro perimetral de la balsa, así como perfilar los detalles de las captaciones de las aguas del Batán y del Zapardiel.

Conducción Batán-Ali

En paralelo, se está trabajando en la construcción de una conducción de 2.322 m que derivará las aguas del Batán y el Zapardiel hasta el río Ali. La conducción discurre por un tramo rural —el comprendido entre la balsa y la calle Maite Zúñiga—, cuyas obras siguen su curso; y el tramo urbano: el comprendido entre la calle Maite Zúñiga y el punto de desagüe al río Ali a través de la galería ya existente que cruza la calle Alto de Armentia.

La ejecución del tramo rural ha comenzado en septiembre de 2022 para aprovechar las condiciones climatológicas favorables y efectuar el cruce de la tubería bajo el cauce del río Batán en seco. A partir de la semana que viene, las obras de la conducción empezarán a acometer  el tramo urbano, empezando en la calle Alto de Armentia.

La defensa ante inundaciones de los ríos del sur de Vitoria

El conjunto de las actuaciones incrementarán muy significativamente el umbral de seguridad para las personas y los usos sensibles del sur de la trama urbana de Vitoria, incluyendo la zona de Abendaño-San Martín. Y es que la actuación permitirá acotar la extensión de la  inundación  de las naturalmente  recurrentes crecidas del Batán y Zapardiel, entre el barrio de Aretxabaleta y la facultad de Ciencias del Deporte de la UPV-EHU. Al mismo tiempo, se logrará una importante mejora ambiental por el incremento del rendimiento de depuración de las aguas residuales en la EDAR de Krispijana.

Estas obras cuentan con un presupuesto de adjudicación de 5,5 M€ IVA incluido. Este proyecto cuenta con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER.

Amén de mitigar de forma apreciable la extensión de la mancha de inundación de las avenidas en el sur de la ciudad, la actuación evitará que caudales limpios confluyan en la red de saneamiento de Vitoria y afecten al rendimiento depurativo de la EDAR de Crispijana; es decir, disminuir el caudal que entra en la red de saneamiento para la mejora del rendimiento depurativo de la EDAR. Se trata de dos ríos que tras introducirse en el ámbito del casco urbano de Vitoria, son encauzados para finalmente agruparse en un único colector que atraviesa de sur a norte la ciudad. El citado colector forma parte de la red de saneamiento que es posteriormente tratada en la EDAR. Por tanto, se produce  un problema de incremento de volúmenes de agua a tratar y  las puntas de caudal en avenida condicionan el normal funcionamiento de la estación depuradora. 

Por tanto, la obra ha sido diseñada para derivar hacia el río Ali el mayor volumen posible del agua que transita a lo largo del año por los ríos Batán y Zapardiel. Para ello, se construirá la citada conducción subterránea de 2.322,35 m, con una capacidad de hasta 1,00 m3/s. En todo caso, la derivación respetará el caudal ecológico de ambos ríos en períodos de aguas bajas, durante todas las épocas del año.

Afecciones al tráfico

Durante los últimos meses, las obras se han organizado para que su afección al tráfico de Vitoria-Gasteiz fuesen la mínima. Las obras para habilitar la conducción se intensificarán desde la próxima semana en la calle Alto de Armentia, afectando durante unos metros a de los carriles de circulación de esta vía de acceso a la ciudad. En ese punto es necesario ejecutar una canalización en el interior de una zanja de gran profundidad, que incluirá la colocación de una tubería. 

Para llevar a cabo esta intervención, se ocupará un carril de circulación y la línea de aparcamiento en un tramo de unos 30 metros a la altura del McDonalds y el Lidl. Las máquinas y el correspondiente vallado irán desplazándose durante varias semanas en dirección hacia la rotonda de la Antonia. Si bien, no se prevén cortes de calles durante la ejecución de las obras.

Para evitar embotellamientos y mejorar la fluidez de tránsito, se colocarán señales en las rotondas de acceso a Vitoria-Gasteiz por Armentia (en la de Mariturri y en la de Camino de Armentia) que recomendarán a los vehículos desviarse hacia Zabalgana (por la Avenida Reina Sofía) o a través de Armentia (Avenida San Prudencio -->  Uleta --> Maite Zúñiga/Tanis Aguirrebengoa).

Induskatutako baltsa berria